SE ME ANTOJA "HOMENAJE"


buena.jpg

El perro viejo

Te vas quedando como una insinuación sobre la oscura

ciudad de mis palabras.

Vacío, entre mis manos, te vas quedando sin mí, sin que

pueda yo mimarte ni encenderte la luz para que duermas.

Tienes el hocico húmedo, y es porque la piedad nos

acompaña.

Ya ves como te extrañamos y aún te estás quedando un

poco todavía para decirme que le tienes miedo a las paredes

tan viejas, que presientes cada gesto de los muertos, cada

recorrido hacia mí de otros perros que ya tuve.

Ya ves como el horcón se ha dormido.

Nada quiere saber de nuevos aguaceros, de otros perros

rozándole su espléndida realeza.

Ya ves como se ha quedado el hambre sin tener en quien

posarse, como el pocillo llama y tú no puedes beber más

que los mares enfermos que saltan de mis manos.

En ti se disuelva, amigo mío.

Por fin, en ti se disuelvan.

Otilio Carvajal Marrero

|

Comentarios

Me encanta ese poema!!!!!!

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar